Formación con un P.A.R.

Formación con un P.A.R.

Formación con un P.A.R.

formacion con un parA pesar de que muchos me habéis oído hablar de este concepto en otras ocasiones, he observado en muchos de nuestros talleres que sigue habiendo bastantes personas que no me han escuchado nunca explicar que significa para mí: Formación con un P.A.R.

La P.- Problema: Elige Tu Mensaje

¿Cuál es tu misión como formador? ¿Qué es lo que quieres hacer cómo formador? ¿Quieres contar algo o aportar algo? En mi vida profesional he colaborado con muchos otros formadores, he formado muchos formadores también, y me he dado cuenta que en muchos casos caemos en la tentación de contar cosas, porque sabemos mucho además lo queremos contar.

Ahora, esto para mí sería un enfoque ombliguista del formador, es contar algo que yo quiero contar, que puede que para mí sea valioso o sea interesante, sin contar con el elemento fundamental de la formación, el destinatario de la misma, el formando.

¿Quiero contarles algo o quiero aportarles algo? Esta es una gran diferencia, no nos centremos en contenidos, centrémonos en para qué le puede valer al otro, lo que yo le puedo aportar, lo que yo le puedo contar. Porque este es el principio del valor, ¿qué problema resuelvo?

¿Y qué sé hacer yo qué la gente quiere y necesita y que me apasione? A la hora de elegir el mensaje, que sea algo que pueda aportar valor y además que me diferencie y que me pueda hacer uno que más haciendo algo diferente.

Todos tenemos un talento, todos tenemos algo que aportar.

La clave es revisar aquello que yo ya sé hacer, que conozco, que tengo conocimiento, que tengo experiencia, y ver si hay gente que lo quiere y lo necesita. Sabiendo que las personas dedicamos más tiempo, esfuerzo y dinero a lo que queremos que a lo que necesitamos.

Por lo tanto, busca en tu mensaje, en el foco de tu formación, cosas que la gente necesite y sobretodo, quiera porque esto es la base, solucionar un problema.

Pero además que sea algo que te apasiona, si alguien va a hablar de algo con lo que no vibra, que no le apasiona, que no lo vive y no lo integra, definitivamente la audiencia lo nota.

La A.-Acción: Tu Promesa Formativa

Pon el foco, diseña soluciones formativas que sean cursos, seminarios, talleres que satisfagan por completo las necesidades y expectativas de tus clientes y alumnos, necesidades y deseos, expectativas. Ve más allá del conocimiento y entra en el verdadero aprendizaje.

Tu promesa formativa es qué va a ocurrir en su vida, en su profesión, en sus relaciones, si van a la formación que les propones.

Y a la hora de hacer la promesa formativa deberíamos combinar una promesa que incluya saber qué conocimientos les voy a dar, cada vez menos requeridos, saber hacer: qué herramientas, qué prácticas, qué habilidades le vas a entregar para que ellos puedan aplicarlas.

Ahora bien no se trata de que se las cuentes, se trata de que las incorporen y ¿cómo hemos aprendido las cosas? ¿cómo hemos incorporado las habilidades? ¿cómo hemos aprendido a conducir? conduciendo.

A Hacer se Aprende, Haciendo.

En la promesa formativa debemos incluir necesariamente la práctica, para que la persona sea capaz de incorporar el paso a paso de lo que está llamado a hacer después de nuestra formación.

La R.-Resultado: Que El Aprendizaje Salga Del Aula

Y con esto parecería suficiente, si ya saben y tienen las herramientas, tienen un modelo práctico para incorporarlo, ¿ya es suficiente? pues no.

La sorpresa después de muchos años haciendo formación, dando mucho conocimiento y con mucha práctica, es que en demasiadas ocasiones, no pasaba nada, la gente salía de la formación diciendo; “Qué interesante, oye, qué majo además, qué bien, cuánto sabe, esta herramienta qué buena es. La semana que viene ya si eso me pongo a mirarlo otra vez y ya me lo hago.

Y bajo esta frase, en muchas ocasiones mi formación no ha servido absolutamente para nada.

¿Y qué hacer para que la formación salga del aula? Transmite a los participantes la importancia de lo que les estas contando, para qué les va a servir, cuándo pueden usarlo, conecta con sus motivadores personales, sus valores, su pasión, su entusiasmo, esa es la clave de la formación.

No nos centremos tanto en dar conocimientos, que están en los libros, como en darles el cómo y desde luego, acompañarlos para que descubran ese lugar íntimo y personal desde el que quieran hacerlo, porque si conseguimos que quieran, el aprendizaje es verdadero, es real y las cosas cambian.

Por tanto, a la hora de diseñar tu mensaje formativo mi recomendación: ofrécete como un formador capaz de transitar por estos tres escenarios diferentes: conocimiento, práctica y motivación o cambio de actitudes. Si no integramos los tres, posiblemente la formación quede coja.

Así que yo hace tiempo que tomé la decisión de hacer Formación con un P.A.R.: ¿Por qué esta acción formativa?, ¿qué tipo de problema resuelve?, ¿qué acción me ayuda a resolver ese problema? Y el para qué, ¿qué va a pasar con tu vida y la de tu gente después del curso?

Esperamos que te haya gustado este artículo, te haya resultado inspirador y motivador para tu labor del día a día.

Formación con un P.A.R.

Formación con un P.A.R.

Formación con un P.A.R.

Y si te ha gustado, te agradeceremos que lo compartas y que pulses sobre el botón “Me Gusta”, así nos das feedback y te iremos conociendo mejor en tus gustos, y nosotros seguiremos aprendiendo… Y desde luego, estaremos encantados de recibir tus comentarios, bien a través de los comentarios de este artículo, o bien a través de la página de Facebook de Formación Para Formadores.

Hasta la próxima. Un gran abrazo,

Miguel Ángel Romero
Fundador de FormacionParaFormadores.com

Otra Formación Es Posible.
¡Y Tú Puedes Ser Protagonista!


Formación de Formadores

Si te ha gustado, ¡Compártelo!

4 Comments

  • ROCIO GONZALEZ

    Reply Reply 16 agosto, 2015

    Aunque no soy formadora como tal, si tengo que dar capacitaciones sobre el software que desarrollamos en la empresa donde trabajo, estos artículos me son de mucha ayuda porque también me interesa que mi labor sea eficiente.

    Muchas Gracias.

    • Miguel Ángel Romero

      Reply Reply 18 agosto, 2015

      Me alegro mucho, Rocío, gracias!

  • Eloy Romero

    Reply Reply 17 marzo, 2015

    ¡Un artículo fantástico! desde hace un tiempo que te sigo y siempre estoy al pendiente de tus publicaciones ya que son muy interesante y de altísimo valor.

    Desde ya las gracias Miguel Ángel.

    • Miguel Ángel Romero

      Reply Reply 18 marzo, 2015

      Muchísimas gracias, Eloy, me alegro de que te resulten interesantes nuestras publicaciones, con esa intención las hacemos.

Leave A Response

* Denotes Required Field