Érase Una Vez…

Érase Una Vez

Por Qué Son Tan Importantes Las Historias.

¿Alguna vez te han contado un cuento? Y no me refiero a alguna mentira, me refiero a un “cuento, cuento“. De esos que empezaban por

“Érase Una Vez…”

Seguro que sí:

  • tus mayores cuando eras pequeño
  • algún cassette o cd en el caso de los más jóvenes
  • muchos libros tanto de cuentos como de otras disciplinas que los contienen
  • muchas películas, tanto de pequeños como de mayores, son cuentos
  • las anécdotas más exitosas y recurrentes que nos contamos entre amigos
  • las lecturas sobre filosofía antigua e incluso historia de las religiones
  • los mitos del mundo antiguo
  • historias con distribución viral que circulan por internet
  • en los libros de desarrollo personal
  • hasta en los videojuegos
  • en algún curso…

Y estoy seguro de que tú también habrás contado cuentos a otras personas: a niños de tu entorno, a amigos al calor de una hoguera o en la sobremesa de una comida, y si eres formador, probablemente en algún curso…

Si alguien tuviese registrada esa frase, “Érase Una Vez…”, posiblemente sería la persona más rica del mundo. Tal vez hoy utilicemos otras variantes para introducir una historia, como “Me pasó una vez…”, “Hace mucho tiempo…”, o incluso algo tan casual como “Me pasó el otro día que…”, pero seguimos contando historias, nuevas y antiguas, clásicas y modernas, de princesas y de ogros, de caballeros y de mendigos, de mayores y de pequeños, de fantasía y de realidad…

Si tanta gente lleva contando historias desde que el hombre se irguió en este mundo, alguna razón tendrá…

¿Cuál es la razón por la que las historias siguen triunfando?

Ésta es sin duda una buena pregunta. Hay muchas explicaciones. Yo, saltándome a la torera las explicaciones eruditas, voy a dar mis propias percepciones (es la ventaja de que éste sea mi blog 😉

  • Facilitan la labor de traslación de información, la narración, y esto es muy valioso para el que que quiere trasladar un mensaje
  • Facilitan la labor de escuchar, entender el mensaje y mantener la atención, y esto es muy valioso para el que recibe la información
  • Son fáciles de recordar. De hecho crear una historia es una de las más poderosas herramientas en mnemotecnia. El hecho de que las grandes religiones hayan transmitido sus principios en forma de historias, o que las naciones relaten sus hazañas y se estudien en algo que se llama “Historia”… Esto es muy importante para el impacto de un mensaje: que se recuerde, incluso que se cuente de nuevo…
  • Crean adicción. ¿Os suena la escena de un niño demandando por enésima vez que le cuenten un cuento determinado? ¿O la petición constante a determinada persona de vuestro círculo para que cuente otra vez aquella historia de cuando…? Sería el mismo caso de cuando decidimos volver a ver determinada película o releer un libro. Ya sabes lo que va a pasar y sin embargo… hay algo que te atrae.
  • Tiene poder multiplicador. Las historias se cuentan y se cuentan… van adquiriendo detalles, matices, nuevos apartados… Son el germen de la comunicación viral.
  • Conectan con la emocionalidad de la audiencia. Sea cuál sea la emoción: alegría, tristeza, rabia… Y de cara a provocar empatía, y de asociar información y emoción, no tienen precio.
  • Resuenan con el mundo interno del que la narra y del que la escucha. Se crea un vínculo entre narrador y” escuchante”, que acerca y que permite una intensidad de comunicación más allá del mensaje.

Pues bien, sentada la base de lo valiosas que son las historias en general, para los formadores aún son más importantes, porque facilitan el recuerdo a largo plazo.

¡Se llevan tu mensaje más allá de las puertas del aula!

¿Cuánto Vale Eso?

Para mí, sin duda, las historias son la base de mi comunicación en el aula: bien sea a través de un ejemplo o anécdota (pequeña historia), o bien una historia elegida de un libro o película, o a través de una historia estructurada y diseñada específicamente para ilustrar un tema. Ésta es una de las claves de mi éxito como formador. Saber crear historias adecuadas para un tema o momento.

¡Tú también puedes crear fantásticas historias si sabes cómo!

¿Cómo se construye una historia de éxito?

Pues eso lo veremos el viernes que viene, que luego me dicen que mis artículos son muy largos ;-), la semana que viene:

Storytelling

Las Claves Para Construir Una Buena Historia

Espero que te haya gustado este artículo, te haya resultado inspirador y motivador para tu labor del día a día, y que uses los nuevos aprendizajes desde ya mismo. ¡Verás qué buenos resultados da!

Érase Una Vez…

Érase Una Vez

Érase Una Vez

Y si te ha gustado, te agradeceré que lo compartas y que pulses sobre el botón “Me Gusta”, así me das feedback y te iré conociendo mejor en tus gustos, y yo seguiré aprendiendo… Y desde luego, estaré encantado de recibir tus comentarios, bien a través de los comentarios de este artículo, o bien a través de la página de Facebook de Formación Para Formadores.

Hasta la próxima. Un gran abrazo,

Miguel Ángel Romero
Fundador y Director de FormacionParaFormadores.com

Otra Formación Es Posible.
¡Y Tú Puedes Ser Protagonista!


Formación de Formadores

Si te ha gustado, ¡Compártelo!

5 Comments

  • Ana Novo

    Reply Reply 8 noviembre, 2012

    Estupendo resumen.
    Lo suscribo totalmente y añado el punto 8 de Georgina
    Gracias Maestro

  • Las historias entran directamente a la conciencia del auditorio, porque las pueden relacionar fácilmente con su propia experiencia. Es fácil identificarse con una historia, siempre que sea elegida en la forma y el momento oportuno. este artículo es magnífico, hay que aprender a contar historias y aplicarlas.

Leave A Response

* Denotes Required Field