Las Claves Para Construir Una Buena Historia

Storytelling

Érase Una Vez…

La semana pasada compartíamos a cerca de por qué son tan importantes las historias.

Érase Una Vez

Érase Una Vez

Y me comprometía a analizar hoy

¿Cómo Se Construye Una Historia De Éxito?

Pues es relativamente fácil si sabes cómo. El método que voy a contarte ahora es muy sencillo y por eso tal vez funciona. Es un “refundido” de varias fuentes, pero tal vez la más caudalosa haya sido Joseph Campbell con “El camino del Héroe” (muy recomendable su lectura, para entender la estructura de una historia y nuestra propia Historia). Tenemos que tener en cuenta:

  1. La definición de los personajes. Casi siempre los mismos y siguiendo patrones comunes. (Si funcionan para qué cambiarlos)
  2. La estructura de la historia. El desarrollo de la trama sigue una estructura canónica, una secuencia de fases de la historia que consiguen sacarle todo el partido.
  3. La historia o contenido. Esto es lo que más varía, adaptándose a los tiempos, al público, al objetivo de la narración, si bien hay temas inmortales.

Las Claves Para Construir Una Buena Historia: Los Personajes

Si bien no es necesario que aparezcan todos, a la hora de diseñar una historia, conviene contar con los siguientes:

  • El Héroe o protagonista. Alguien con el que la audiencia se identifica. Alguien normal que acaba encumbrado. Algunos fracasos en su pasado son fuente de su aprendizaje y desarrollo.
  • El Maestro. Fuente de inspiración y aprendizaje del Héroe y de la audiencia. Todos podemos aprender de los mensajes que aun siendo dirigidos al Héroe, nos llegan como si hubieran sido escritos para nosotros. Hadas, Magos, Sabios…
  • El Anti-Héroe o el Malo de la historia. Opositor del Héroe, le pone en dificultades constantes. Gracias a él el Héroe sale de la normalidad y se manifiesta superando los retos y desafíos. Sin oposición no hay superación.
  • Los compañeros de viaje. Variados, dan oportunidad al héroe de manifestarse por contraste, de mantener diálogos, de mostrarse magnánimo o en su vertiente más vulnerable. Puede haber graciosos, listos, torpes, valientes, cobardes…
  • El Mensajero. Portador de noticias y enlace entre las partes de la historia.
  • La Princesa o Príncipe. El deseo de la recompensa (lo hacen por ella) y la personificación de ideales. Da juego para el romance.

Las Claves Para Construir Una Buena Historia: La estructura

Casi seguro que mientras vayas leyendo estos apartados, se irá perfilando en tu mente cualquiera de las grandes historias con las que has tenido contactos, desatacándose cada una de las fases:

  • El Planteamiento Inicial. La normalidad. Se describe al Héroe cuando todavía no se ha manifestado. Sirve para identificarnos. Todos podríamos ser él.
  • El Desencadenante. Suceso más o menos trágico o luctuoso al que el Héroe se tiene que enfrentar: muerte de alguien que lo deja abandonado, pobreza repentina, guerra, desamor..
  • La Llamada. El Héroe se siente llamado a realizar una acción o lograr una meta. Aparece como desproporcionada para sus fuerzas. Vienen las dudas y el apoyo del Maestro. Al final se decide a atender la llamada, aunque no sea a la primera, si no, no habría historia.
  • El Umbral. Donde comienza todo. Hay un momento marcado desde el que ya no hay retorno.
  • La Aventura o Camino. Una vez transitado el umbral comienzan a ocurrir diversos sucesos o pruebas en los que el carácter del Héroe se forja y manifiesta. Puede haber algunos tropiezos. Si gana a la primera…
  • El Éxito. Finalmente alcanza la meta y se realiza en su misión o vocación. Estimulante como moraleja para la audiencia.
  • El Retorno al Hogar. Donde el Héroe desactiva su vida azarosa por una vida de felicidad plena y continuada. La recompensa del guerrero, el gran premio. Es capaz de vivir de manera diferente aun la cotidianidad más absoluta. Suele haber cierta sublimación o paso a un nivel superior y diferente.

Las Claves Para Construir Una Buena Historia: El Contenido

Esto es lo más variado. Se puede ambientar en el pasado o en el presente; en un lugar físico concreto y reconocible o en un lugar simbólico imaginario; en una cultura u otra; en el mundo de la empresa o en una historia de amor… En muchos casos la misma historia se puede adaptar consiguiendo una mayor identificación por parte de la audiencia. De hecho, casi cualquier suceso se puede elaborar introduciendo a los personajes necesarios y siguiendo la estructura. La factoría Disney es un gran ejemplo de ello.

Puedes elegir el pasado y lejanos países para permitirte más licencias, o hacerla auto-biográfica para causar un mayor impacto, en primera persona o haciendo que sea “un amigo” el protagonista. Tú siempre puedes ser uno de los compañeros de viaje…
Validando lo expuesto

Para que puedas validar lo que hemos contado hasta ahora, te sugiero que pienses en alguna de las grandes historias que nos rodean, y que analices si cumplen los elementos descritos:

  • Las leyendas del Rey Arturo y la mesa redonda… Sí, ¿verdad? Esta puede ser fácil.
  • La Guerra de las Galaxias… ¡Totalmente! De hecho George Lucas la construyo desde la lectura de la obra de Campbell, eso sí, con maestría para generar un mito moderno y fenómeno de culto.
  • La Cenicienta o su versión cinematográfica de más éxito, “Pretty Woman”, que es la película con más audiencia cada vez que la reponen en televisión.
  • El discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford… Sí, hasta en ese discurso se reproduce el esquema… ¿Crees que es casual?
  • Y permíteme que incluso haga la referencia a la historia más famosa de nuestra cultura: El Evangelio de Jesucristo. Todas la culturas siguen esquemas similares a la hora de transmitir las vivencias de sus héroes, profetas y personalidades emblemáticas.

¡Atrévete, Construye Tu Propia Historia!

Ahora te sugiero que elijas un tema que te interese trabajar: una historia de trabajadores, de niños, de terapeutas… de lo que quieras, que esté relacionada con una audiencia objetivo para ti, y lánzate a esbozar la historia con estos personajes y esta estructura… ya verás lo que ocurre.

Construye historias y utilízalas en tus formaciones y tu audiencia te lo agradecerá y su aprendizaje será mucho mayor, y con ello tu éxito.

Ya sabes, Érase Una Vez… abre un mundo mágico

Nos encantará que lo hagas y que las compartas como fuente de inspiración para otros, bien en los comentarios del artículo, o bien en la página de Facebook de Formación Para Formadores. Sería muy bonito contar con vuestras historias y, ¿por qué no?, llegar a construir un libro con relatos para formadores creados por formadores.

Espero que te haya gustado este artículo, te haya resultado inspirador y motivador para tu labor del día a día, y que uses los nuevos aprendizajes desde ya mismo. ¡Verás qué buenos resultados da!

Las Claves Para Construir Una Buena Historia

Storytelling

Las Claves Para Construir Una Buena Historia

Y si te ha gustado, te agradeceré que lo compartas y que pulses sobre el botón “Me Gusta”, así me das feedback y te iré conociendo mejor en tus gustos, y yo seguiré aprendiendo… Y desde luego, estaré encantado de recibir tus comentarios, bien a través de los comentarios de este artículo, o bien a través de la página de Facebook de Formación Para Formadores.

Hasta la próxima. Un gran abrazo,

Miguel Ángel Romero
Fundador y Director de FormacionParaFormadores.com

Otra Formación Es Posible.
¡Y Tú Puedes Ser Protagonista!


Formación de Formadores

Si te ha gustado, ¡Compártelo!

5 Comments

  • Agustín Rosa

    Reply Reply 16 noviembre, 2012

    Muchas Gracias por el aporte. Sin duda voy a crear una historia con vosotros. 😀
    Un saludo a toda la comunidad 😀

  • Cristina Rubio

    Reply Reply 16 noviembre, 2012

    Gracias por esta fantástica historia. Espero en breve poder compartir mis propias historias.
    Saludos a la comunidad!!!!

Leave A Response

* Denotes Required Field