5 Pasos Para Crear Una Dinámica

Hoy quiero hablarte de nuevo sobre dinámicas, las experiencias que hacen que tus alumnos se conviertan en participantes, tú en facilitador del aprendizaje y tus cursos en talleres, para que aprendan disfrutando y disfruten aprendiendo.

No me quiero perder en justificar por qué las dinámicas son esenciales, (pues ya lo he hecho en un artículo anterior “Aprendizaje Vivencial: ¿Por qué tanto empeño en defender las dinámicas y las historias?”) sino entrar de lleno en un tema que recurrentemente nos asalta a los formadores que queremos hacer formación vivencial:

“tengo un nuevo curso que dar y necesito una dinámica…, ¿qué hago?… ¡horror, no se me ocurre nada…! Las dinámicas que tengo no me valen… ¡tengo que crear una nueva dinámica…!”

Y se me ha ocurrido porque yo mismo estoy en este momento ante esta temible situación. Tengo un taller dentro de unos días, lo estoy preparando y necesito una dinámica. Así que ya que me meto en hacerla he pensado en compartir contigo cuál es el proceso que sigo para crear las dinámicas.

Para mí ahora es bastante sencillo, ¡18 años de práctica deben servir para algo!, y sigo siempre un método en 5 pasos de mi propia creación que comparto y enseño en el taller “Dinámicas de Autor”.

5 Pasos Para Crear Una Dinámica

1. Análisis: Preguntas de Encuadre

Antes de ponerme a elegir o a crear la dinámica me hago unas cuantas preguntas para poder centrarme. Lo peor que le puedes hacer a tu cerebro es que piense de forma desenfocada.

  • Contenido de la formación
  • Perfil de los participantes
  • Por qué y para qué es necesaria una vivencia
  • Qué necesito que experimenten

Con las respuestas, ya me es más fácil pasar al siguiente punto…

2. Definir Objetivo

Simplemente lo que hago aquí es redactar en una sola frase lo que pretendo conseguir con la dinámica: poner foco. La frase se divide en tres apartados:

  • Los participantes van a vivir una experiencia… aquí me centro en lo que van a hacer, el tipo de actividad que necesito que vivan (construir, negociar, bailar, reírse…)
  • Para poder explorar y darse cuenta de… aquí lo que les puede aportar ese tipo de vivencia (las dificultades de trabajar en equipo, de lo fácil que es caer en la trampa de un negociador agresivo, de cómo no incorporan lo aprendido en una sesión anterior…)
  • Y aprender y abrir opciones para… (lo que les va a aportar en la vida, para su profesión o vida personal, contribución al aprendizaje: prepararse una negociación siempre, crear relaciones antes de pedir, aprovechar lo que ya saben para ser más eficaces y eficientes…)

Y así tengo puesto el punto de mira en lo que necesito que mi cerebro cree, y me preparo para el siguiente paso, que parece a veces fruto del talento exclusivo de las “personas creativas”, que somos todos, y que sin embargo, como tantas cosas en la vida, debe más al método que al arte…

Para que sea más fácil de entender te voy a ofrecer los datos sobre los que voy a construir la dinámica, y así mientras escribo este artículo voy creando la que necesito y ahorramos tiempo 😉

.:::::::::::::::::::::::::::::::.

Ejemplo Real: Mis dos primeros pasos antes de ponerme a crear…

1. Análisis: Preguntas de Encuadre

  • Contenido de la formación: orientación a resultados
  • Perfil de los participantes: público heterogéneo, profesionales de servicios centrales de una gran empresa aseguradora. Diferentes antigüedades y puestos.
  • Por qué y para qué es necesaria una vivencia: porque son profesionales que tienen problemas para obtener resultados de forma eficiente y conviene que tomen conciencia de que parte de sus hábitos son los que les llevan a esos resultados.
  • Qué necesito que experimenten: un proceso de trabajo que vaya desde el objetivo, pasando por el análisis (si lo hay), los planes de trabajo, su ejecución, la coordinación con otros, la capacidad de enfrentarse a los imprevistos, si aprenden durante la acción o no… En definitiva una recreación de nuestro trabajo diario.

2. Definir Objetivo

  • Los participantes van a vivir una experiencia… de producción de algún resultado trabajando en equipo, con unas normas que permitan la libre interpretación y la competitividad entre equipos por alcanzar “el mejor resultado posible”
  • Para poder explorar y darse cuenta de… la importancia de pensar antes de actuar, la necesidad de contar con un buen plan de trabajo (es más fácil y barato pensar que hacer), cómo medir los avances y fijarse tiempos intermedios multiplica la efectividad, los errores que han cometido y como un buen método les habría llevado a un mejor resultado con menor esfuerzo y mayor disfrute
  • Y aprender y abrir opciones para… aceptar que el aprendizaje de una metodología de trabajo puede ser de gran ayuda para que consigan sus resultados en cualquier ámbito, que quieran aprenderla (¡que me rueguen que se la muestre! 😉 y que salgan con la firme decisión de utilizarla porque les ha sido muy útil, la entienden y se acuerdan de todos los errores que cometieron.

.:::::::::::::::::::::::::::::::.

3. Crear la Dinámica (la Vivencia o Experiencia)

Éste es el punto central al que me quería referir en este artículo. Y te voy a contar algunos de los métodos que utilizo para salirme de la caja, para dejar que mi cerebro encuentre respuestas.

Es una fase de plena creatividad, por lo que te sugiero que dejes en el perchero a tu personaje crítico y te entregues a lo que puedas hacer con mentalidad de niño juguetón…

Una vez que tengo claro el planteamiento y el objetivo, paso a utilizar diversos métodos de creatividad para que me vengan ideas. Ahora no evalúo ni pienso en cómo llevarlas a cabo, sólo me dejo inspirar y tomo nota de lo que se me ocurre: una idea è una posibilidad de aplicación. Sí tengo todo el rato en mente los dos puntos anteriores: tiene un encuadre y. una finalidad.

En algunos casos ideas que han surgido para una dinámica y que no he podido aprovechar, se han convertido en el origen de una gran dinámica para otro taller. O incluso, la idea ganadora viene de una combinación de ideas de las que surgen.

Vamos a utilizar 3 Métodos de generación de ideas:

  • Creatividad por elementos. Buscas un objeto, una actividad, un suceso histórico o cotidiano, un personaje y dejas que tu cerebro realice una conexión espontánea. Por ejemplo, comienzo a mirar a mi alrededor y encuentro los siguientes elementos:
    • Billete: podría utilizarlo como elemento de competición, ganar y perder dinero. También lo podría utilizar para montar un juego de bolsa o un banco
    • Pelota: tanteo, marcador. Un partido. Juegos de relevos. Traslado de  “pelotas radiactivas” con materiales raros. Fábrica de pelotas de papel.
    • Perchero: organizar un guardarropía de un teatro (flujo de espectadores, atención…); cómo colgar todas nuestras prendas en un solo perchero
    • Cuadernillo de cuerpos geométricos 3D recortable: construir un número determinado de figuras geométricas en un tiempo dado; organizar una exposición de figuras geométricas (la pirámide más bonita, el dodecaedro más atractivo…); construir la maqueta de una casa usando todas las figuras del cuadernillo…
  • Creatividad por afinidad o comparación. Partiendo de las preguntas de encuadre y poniendo el foco en el objetivo dejas tu mente volar en los siguientes ítems…
    • Otra dinámica ya conocida: me surge la clásica dinámica de la NASA (donde los participantes tienen que elegir elementos para regresar al módulo lunar y ordenarlos por grupo y se puede evaluar lo correcto de la toma de decisiones y sus repercusiones), y desde ahí plantearles una actividad cotidiana y ver cómo quedaría configurada una agenda para hacerlo en el menor tiempo posible en equipos: tiempo total empleado, tiempos de espera (por ejemplo cambiar una rueda: qué actividades hay que hacer, quién las hace si son varios, cuánto tiempo presupuestan…) Se puede hacer sobre el cambio de cámara de una rueda de bicicleta.
    • Un juego popular: un monopoly o un trivial (¿adaptar el juego?). También se puede organizar un juego con maderitas a ver quién es el que hace una torre o construcción más alta, o con más piezas o…
    • Una película o serie o cuento: me sale “El lobo de WallStreet”, y ahora mismo no me sale nada, salvo usar alguna escena concreta de la película para dar un ejemplo. De repente me surge “El Dorado”. Se podría montar una gymkhana (juego con diversas pruebas) inspirada en exploradores de oro y podrían ganar monedas de oro de chocolate por cada prueba superada…
  • Creatividad por modelado del desempeño. Partiendo del encuadre y objetivos, ver cómo se puede replicar un proceso de trabajo en el que explorar lo que necesitamos:
    • Un proceso habitual de los propios participantes, la gestión de una reclamación, atender un número determinado de expedientes o llamadas, vender pólizas a gente de la calle en la hora del descanso…
    • Un proceso visto desde la óptica de un cliente, para que vivan la experiencia de sus clientes y cómo se contribuye al resultado. Se podrían dividir en varios departamentos y cada cliente tendría que ir pasando por ellos: ventas, contratación, siniestros…

Y al ver ahora todas estas ideas, estoy completamente emocionado y dispuesto a evaluarlas y a elegir una (o varias), que me han gustado unas cuantas y puedo utilizarlas como “peque-dinámicas” durante el taller.

Luego sólo nos quedaría Estructurar la dinámica (que es el cuarto paso de mi modelo), bajando a tierra las ideas, dotándolas de una secuencia de actividades, unas normas, un marco simbólico… , y ya lanzarnos a ponerla en marcha con toda la atención a sacarle partido, a que no sea un mero juego, sino una gran oportunidad de aprendizaje. Ese sería el quinto y último paso del modelo: Dirigir la Dinámica. Estos dos puntos que ocupan una parte muy importante del aprendizaje en el taller Dinámicas de Autor (ya que se aplican hasta que puedes practicar tu dinámica de forma real), ya son materia para otro momento.

Un resumen en forma de infografía, ¡espero que te guste!


Espero que te haya resultado inspirador como método para crear tus propias experiencias y así regalar a tus alumnos un aprendizaje único, con tu sello y totalmente adaptado y aplicado a lo que necesitan.

5 Pasos Para Crear Una Dinámica

5 Pasos Para Crear Una Dinámica

5 Pasos Para Crear Una Dinámica

¿Te atreverías a crear una dinámica desde las ideas que han aparecido? ¿Te surgen ya nuevas ideas que tú puedes aplicar? ¡Me alegro! Ya sabes que un buen método es el camino más rápido para alcanzar el éxito. Si alguien hace algo que funciona, y sabemos “cómo” lo hace, lo tenemos a nuestro alcance para replicarlo también nosotros.

Y si te ha gustado, te agradeceremos que lo compartas y que pulses sobre el botón “Me Gusta”, así nos das feedback y te iremos conociendo mejor en tus gustos, y nosotros seguiremos aprendiendo… Y desde luego, estaremos encantados de recibir tus comentarios, bien a través de los comentarios de este artículo, o bien a través de la página de Facebook de Formación Para Formadores.

Hasta la próxima. Un gran abrazo,

Miguel Ángel Romero
Fundador de FormacionParaFormadores.com

Otra Formación Es Posible.
¡Y Tú Puedes Ser Protagonista!


Formación de Formadores

Si te ha gustado, ¡Compártelo!

4 Comments

  • Yolanda pantaleon

    Reply Reply 12 octubre, 2015

    Excelente articulo, lo pondre en practica el material, Gracias Miguel Angel, Dios te bendice!

    • Miguel Ángel Romero

      Reply Reply 13 octubre, 2015

      Muchas gracias, Yolanda, espero que te sea muy útil!

Leave A Response

* Denotes Required Field